19-11-10 Una vida joven salvada.

Conozca a Sekouba
País: Guinea, Edad: 12

Era un día ordinario cuando Sekouba de diez años notó un bulto chiquito en su boca. Se lo enseñó a su mamá, M’mahawa, y ella pensó que simplemente desaparecería por sí mismo. Pero no desapareció. Lo que empezó como un bulto de la medida de un botoncillo en la boca de Sekouba, creció tan grande como una pelota de tenis. Era un tumor peligroso. Pronto su respiración se dificultó y amenazo su vida.

Sufriendo física y emocionalmente: “¿Qué tienes en la boca?” le preguntaban sus amigos y compañeros de la escuela. Al tiempo la curiosidad de ellos se convirtió en burla y ridículo hacia Sekouba. A Sekouba le encantaba la escuela, pero la abandono. La vergüenza era demasiado para él. Aún a sus hermanos les daba vergüenza ser vistos con él. Ya nadie veía a Sekouba por sí mismo. Todo lo que veían era el tumor que seguía llenando su mejilla.

Una vida joven salvada. Las oraciones de una familia fueron contestadas. Después de ser admitido a bordo del Africa Mercy, Sekouba recibió una cirugía para extirpar la masa maxilar, seguido por varias semanas de citas para seguir de cerca su proceso de recuperación. La cirugía fue todo un éxito. Lo primero que dijo Sekouba que quería hacer después de regresar a casa, era regresar a su clase de escuela para continuar sus estudios. Luego compartió que la chica de la que nunca deja de hablar, le gusta. “Ahora, voy a poder casarme con ella un día”, sonrió. Mientras tanto, la madre M’mahawa no puede agradecerles lo suficiente a los simpatizantes como usted por ayudar a salvar la vida de su hijo. “Cada vez que oro, le doy gracias a Dios por este buque”, dijo. “No sé qué hubiéramos hecho sin él”.

Colabora con Naves de Esperanza, para que miles de persona puedan tener acceso a asistencia sanitaria y quirúrgica y puedan tener futuro.