Tecnología rota = vidas rotas

El programa de capacitación biomédica que Naves de Esperanza lleva a cabo durante cada visita a un país en vías de desarrollo, es una parte esencial de la ayuda que ofrece a los hospitales locales para que puedan brindar a sus pacientes un tratamiento eficiente y, en última instancia, salvar vidas. Muchos de estos hospitales tienen equipos rotos o que necesitan revisiones urgentes, por lo que al capacitar a los técnicos locales para que hagan este trabajo, presentan una solución a largo plazo al problema.

Queriendo llevarlo un paso más allá en Camerún, Naves de Esperanza se asoció con otra ONG, Medical Aid International, para capacitar a los técnicos biomédicos locales de cuatro hospitales locales, no sólo para reparar y mantener sus propios equipos, ¡sino también para capacitarlos para enseñar a otros técnicos cómo hacerlo! Estos técnicos ahora pueden viajar a hospitales y clínicas en áreas más remotas de Camerún, y capacitar a los técnicos locales para reparar sus propios equipos.

A través del programa conjunto, también se han suministrado muchos equipos nuevos, y se ha proporcionado un taller biomédico completamente reconstruido en Douala para manejar algunas de las reparaciones y servicios más sofisticados, para equipos médicos de todo el país. Medical Aid International también ofrece a todos los participantes del curso, dos años de asistencia remota. Esto significa que los técnicos biomédicos pueden pedir consejos sobre cómo resolver cualquier problema nuevo con el que se encuentren, ¡que por sí mismos no sabrían solucionar!