Serios problemas de infección

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor del mundo la cirugía sin las medidas de seguridad adecuadas tiene una tasa de mortalidad de hasta 10 veces mayor que incluso la mortalidad materna. Muchas de estas muertes ocurren en los países en vías de desarrollo debido a la falta de formación básica en la práctica de la cirugía segura.

Si quisieras reducir la tasa de infección de un hospital local en un 50%, ¿cómo lo harías? Una simple lista para pautar la «Cirugía Segura» combinada con el entrenamiento para mejorar las habilidades comunicativas, ayuda a los hospitales locales a hacer precisamente eso. Naves de Esperanza entrena cirujanos locales, anestesiólogos y enfermeros quirúrgicos para usar esta simple lista de verificación eficaz para hacer la cirugía más segura:

1. Confirmar la identidad del paciente y el procedimiento.

2. Hacer una evaluación de riesgos para la intubación del paciente.

3. Hacer una evaluación del riesgo de pérdida de sangre.

4. Utilizar un pulsioxímetro para medir los niveles de oxígeno en la corriente sanguínea del paciente.

5. Administrar antibióticos en el momento adecuado.

6. Recuento de esponjas e instrumentos al finalizar la intervención.

Según Michelle White, una anestesióloga voluntaria del Reino Unido, que está ayudando a Naves de Esperanza a promover esta lista de verificación en cada país. Este simple cambio puede tener un mayor impacto en la seguridad del paciente que cualquier nuevo medicamento o equipo.

Y es una buena noticia porque cinco de los seis pasos no requieren un aumento de los recursos. Significa, simplemente, mejorar el trabajo en equipo y la comunicación. «Los médicos y enfermeros que me encuentro en África quieren ser capaces de ayudarse a sí mismos y ayudar a sus pacientes” dijo, «Esta lista demuestra que pueden.»