Macetas, patas de cerdo y cordones.

Al leer el título de la página seguro que has pensado que nos hemos vuelto locos y aunque un poco de locura y diversión pueda ayudarnos a superar nuestro día a día, el tema de esta historia en realidad es más serio. Todo se trata de salvar vidas, mediante la formación de médicos en Madagascar, uno de los 20 países más necesitados de África, con un curso sobre las habilidades quirúrgicas básicas.

Bueno, hace unas semanas, algunas mesas en la planta «E» de la Esperanza de África se convirtieron en mesas de operaciones improvisadas donde los cirujanos voluntarios, el Dr. Marc Bullock y el Dr. Jack Broadhurst, ambos de Reino Unido, utilizaron algunos materiales poco usuales para enseñar a decenas de médicos locales algunas habilidades quirúrgicas muy útiles.

En la foto verás algunos artilugios extraños hechos de macetas y piel sintética atadas con cordones de zapatos que están diseñados para reproducir las condiciones en que los médicos se encuentran cuando operan a un paciente vivo y así ayudar a los médicos a aprender habilidades importantes antes de que lo prueben en personas reales.

Así que no estábamos locos, después de todo. Los cordones de los zapatos se usaron para enseñar a los médicos cómo atar los nudos correctos en suturas (cierres de la piel con puntos), se utilizaron las patas de cerdo para enseñarles cómo realizar una reparación del tendón y las macetas cubiertas con piel sintética para perfeccionar sus técnicas.

Nos gustaría dar las gracias a Johnson & Johnson, al Royal College of Surgeons (Reino Unido) y a la Asociación de Cirujanos de Gran Bretaña e Irlanda por colaborar con Naves de Esperanza en este proyecto que ayuda a los médicos malgaches a que adquieran estas habilidades importantes y así invertir en el sistema sanitario nacional de Madagascar.