93 Vidas Recuperadas

Marie Sylvie de 6 años era muy tímida e introvertida cuando llegó al barco Esperanza de África en su país natal, Madagascar. Cuando tenía 2 años le calló una olla de agua caliente encima y sufrió quemaduras importantes. No podía levantar su brazo izquierdo, pero lo peor de todo era la burla de los demás a su alrededor al ver sus deformidades.

Photo Credit Justine Forrest

Los médicos voluntarios del barco decidieron que podían ayudarla y se ingresó en el hospital a bordo. Con mucho cariño, unas cirugías, y meses de rehabilitación con la fisioterapeuta del barco empezó a florecer y convertirse en una niña encantadora, divertida y alegre. Incluso justo después de la cirugía, cuando aún no podía utilizar su brazo izquierdo, empezó a sonreír y hacer travesuras con el otro brazo.

marie_sylvie_w2

Con el paso de tiempo la transformación física era estupenda pero el desarrollo emocional era aún más espectacular. Incluso el día de su séptimo cumpleaños lo celebraron por todo lo alto en el centro de rehabilitación del barco, montado en un almacén cercano al barco. Para Marie Sylvie lo mejor era poder levantar su brazo izquierdo por encima de su cabeza y coger uno de los globos inflados para celebrar su cumpleaños; para nosotros, sin embargo, lo mejor era verla partirse riendo y ver la nueva esperanza para el futuro que había entrado en su vida.

marie_sylvie_w3