Una madre en apuros

El pequeño Tahiry de 5 años no puede andar más que algunos pasos sin caerse. Tiene las piernas arqueadas y el pie derecho girado hacia dentro y no puede ir a la escuela. El Equinovaro (o pie zambo) es un defecto de nacimiento que afecta alrededor de 200,000 bebes al año, alrededor del mundo, y el 80% de ellos nacen en países donde la cirugía no existe, o la familia no tienen los medios para costear uno. Su madre no sabía qué hacer para ayudar a su hijo, hasta que un día su tía contó a la madre de Tahiry que existía un barco hospital que volvería a Madagascar en unas pocas semanas para ayudar a niños como Tahiry.

Enews_1510d_tahiry_web

Como cualquier madre en su situación estaba desesperada, viajó hasta la capital Antananarivo y allí, buscó a alguien que cuidara de su hijo, mientras ella hacía cola desde 24 horas antes de que se abrieran las puertas, para el primer día de evaluación de pacientes. Tenía que asegurar que Tahiry tuviera la oportunidad de ser curado y cuando ya por fin su hijo tenía cita para una cirugía gratuita, se desplomó llorando con alegría y alivio. Mientras lees esto el pequeño Tahiry ya está recuperándose en la sala del hospital a bordo de buque con su madre a su lado, alegre porque su hijo ya no pasará la vida con una discapacidad imposible de superar.