Una rubia muy hospitalaria

Mucha gente piensa que para hacer el voluntariado en África a bordo de nuestro buque hospital “Esperanza de África” tiene que ser médico, o enfermera, o ejercer alguna profesión relacionada con la medicina. Pero, en realidad, más de 60% de la tripulación está compuesta por personas que trabajan fuera del departamento médico. Tabita, de países bajos, es una de estas tripulantes que hace posible el trabajo tanto del equipo médico como de todos los demás voluntarios a bordo. Ella es la jefa del departamento de hospitalidad que, aparte de otras cosas, recibe cada nuevo tripulante en cuanto llega al buque ayudándoles a acomodarse a bordo.

Cuando llegan los nuevos tripulantes, normalmente, les tiene preparada una merienda o una comida y les enseña sus camarotes. En cuanto hayan descansado un poco, les hace una visita guiada por el buque, orientándoles sobre todo lo logístico a bordo. Tabita sabe que tan rápido como los nuevos tripulantes puedan sentirse como en casa, mejor podrán desarrollar sus funciones y así contribuir a la eficacia de todos los programas humanitarios. Luego, en su tiempo libre, le gusta visitar proyectos fuera del buque y echar una mano incluso pintando paredes o jugando con los niños locales.