5 pasos para empoderar a las mujeres

Este martes 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, y la gente de todo el mundo se está uniendo para alcanzar la igualdad de género y poder ayudar a las mujeres y a las niñas a alcanzar sus proyectos y sus sueños. ¡En Naves de Esperanza estamos trabajando duro para empoderar a las mujeres!

women empowerment Fankajely on the ward

1) Dando a las mujeres una segunda oportunidad con el Programa de Salud de la Mujer mediante la sanidad física

Fankjakely es una joven de 18 años de una pequeña aldea en Madagascar, que tuvo un intenso parto durante cuatro días. Esto le provocó una fístula vesico-vaginal, una condición causada por una obstrucción durante el parto que crea una apertura entre la vejiga y la vagina produciendo una continua e incontrolable pérdida de orina. Sin dinero para costearse una cirugía, Fankjakely se quedó sin esperanza y sin salir de casa, siendo rechazada por muchos en su aldea e incapaz de trabajar. Después de sufrir durante años con esta condición, un anuncio en la radio la llevó a Naves de Esperanza, donde recibió una cirugía gratuita para tratar su condición.

En Madagascar hay más de 50.000 mujeres que tienen fístulas. A través del Programa de Salud de la Mujer, Naves de Esperanza le da a las mujeres como Fankjakerly una segunda oportunidad gracias a la sanidad física, pero el camino al empoderamiento no termina aquí…

women empowerment emotional

2) Restaurar la esperanza a través de la sanidad emocional

El Programa de Salud de la Mujer tiene un enfoque integral y pretende cubrir tanto las necesidades físicas como emocionales para poder empoderar a través de la cirugía, el amor y la aceptación.
Cuando Fankjakely fue al barco tenía el ceño fruncido todo el tiempo. “Todos los días estaba triste y preocupada por si iba a morir. Tenía miedo”, recuerda ella.
El cuidado emocional es casi tan importante como el tratamiento físico.
Por eso, el personal de Naves de Esperanza no solo proporciona una atención cariñosa a los pacientes, sino que se esfuerza en tener un ambiente de comunidad de modo que los pacientes puedan renovar su propio concepto de comunidad dentro de la sala de hospital llena de mujeres que comparten su condición.

“Hubo un enorme cambio en la personalidad de Fanjakely. Durante la selección de pacientes estaba callada y le asustaba estar en la sala. Pero luego, cuando estuvo en la sala, hizo amigos”. Aseguró Stephanie Fidus, líder del equipo de Salud de la Mujer.
Los voluntarios de Naves de Esperanza cuidan a sus pacientes durante las 2-3 semanas que dura el proceso de sanidad y les ayudan tanto física como mentalmente.
El final del proceso de restauración de la esperanza de las pacientes a las que la cirugía les fue bien es la ceremonia del vestido. Después de ser curada, Fankjakely recibió ropa nueva para su nueva vida y celebraron aquel día con un cambio de imagen y una ceremonia de vestido completa con bailes, canciones e historias que disfrutaron ella y muchas otras suya esperanza fue restaurada.

women empowerment volunteering

3) Creciendo con el voluntariado

El Esperanza de África, el mayor buque hospital civil del mundo, cuenta con una tripulación de más de 400 voluntarios. Stephanie Fiduk, es solo una de los muchos voluntarios a bordo que utiliza sus estudios de medicina para llevar esperanza y sanidad a pacientes como Fankjakely y a otros cientos de miles que nunca creyeron que fuera posible. Sin voluntarios comprometidos muchas mujeres nunca tendrían la oportunidad de salir victoriosas y prosperar. Asimismo, los voluntarios también reciben satisfacciones de formas inimaginables mientras forman parte de Naves de Esperanza.

women empowerment transformation

4) Proceso de transformación

Naves de Esperanza empodera a mujeres en zonas rurales para que abracen la posibilidad de transformarse y reconocer su papel de innegable importancia en la sociedad.
Más allá de la restauración física y mental, Naves de Esperanza les ofrece a las mujeres como Fankjakely la oportunidad de participar en proyectos de desarrollo comunitarios que enseñan a las mujeres sobre salud, agricultura, liderazgo, negocios, comercio y mucho más.

women empowerment education

5) Educación

Cuando Frankjakely estaba en el Esperanza de África como paciente, no solo fue tratada por su condición sino que, a través de la ayuda de traductores contratados localmente , le enseñaron lo que le estaba pasando, cómo prevenirlo y otro tipo de enseñanzas básicas sobre salud que la ayudarían a mejorar su vida y la de otros en su aldea. Los estudios demuestran que las madres con educación pueden reducir la tasa de mortalidad infantil hasta la mitad. Naves de Esperanza empodera a las mujeres en países en vías de desarrollo proveyendo entrenamiento a través de programas de formación de cuidado de la salud, educación y agricultura.