La pesadilla de una madre soltera

Después de perder un hijo y un hermano, nada podría preparar a madre e hija para otra tragedia. Mientras Elina visitó a su tía para asistir a un festival, lo que se suponía que iba a ser un fin de semana feliz se convirtió en una nueva tragedia. Elina se quemó en un incendio y su parte derecha del cuerpo quedó afectada, contrayendo su cuello y tirando de su cabeza hacia abajo en dirección a su codo derecho.

Elina after surgery

Con el corazón roto, Charlotte estaba decidida a ayudar a la única hija que le quedaba y vendió las posesiones familiares, así como los terrenos que utilizaban para la agricultura, para pagar la admisión de Elina en un hospital en Tana. El dinero sólo llegó para cubrir un mes de hospitalización debido a la falta de fondos, así que las mandaron a casa.

Lo dieron todo por perdido, pero finalmente la suerte estuvo de su lado cuando una enfermera de la sala, Ria Bos les habló de Naves de Esperanza. Se abrieron paso Al centro HOPE (Ampliación del Hospital de Pacientes Externos), una estructura permanente que se creó para promover la recuperación efectiva manteniendo al mismo tiempo un acceso fácil al barco para el cuidado de seguimiento. En aquel momento, el equipo de selección de pacientes usó el edificio antes de la llegada del buque y le cambió los vendajes a Elina tres veces a la semana, hasta que fue aceptada para la cirugía.

Elina with nurse

La pequeña bola de energía tiró de las fibras del corazón del personal con su dulce sonrisa y su movimiento constante a pesar de sus problemas de movilidad. Antes de llegar al buque, Charlotte recordaba las lágrimas y el de dolor que experimentó Elina debido a sus quemaduras. Pero, viendo su nuevo entorno, Elina saltaba alrededor del barco, aún sin poder mover el brazo o el cuello, pero llena de emoción.

Elina playing

En enero, el equipo de cirujanos plásticos, de los que hablamos anteriormente realizó la cirugía de Elina. Aunque la cirugía llevó a un largo proceso de recuperación, la pequeña familia ahora tiene la esperanza de que las cosas les vayan bien juntas. El deseo de Charlotte para la salud y la sanidad de su hija se ha hecho realidad.