Haz de tu jubilación una aventura

¡Gracias a la tecnología médica, la gente vive más tiempo y con mejor salud! Esto significa que la idea de la jubilación se está convirtiendo en una oportunidad. David Conboy lo descubrió de primera mano por coincidencia.

David Conboy Web1

Este farmacéutico amaba su trabajo y no tenía ninguna intención de jubilarse, pero cuando se enteró de que podía ser voluntario en su campo con Naves de Esperanza, supo que no podía dejar pasar esa oportunidad. Al principio, David tenía la intención de tomarse unas vacaciones en su carrera, pero se convirtió en su jubilación y eso le hizo muy feliz.

«Le pedí a mi jefe que me diera dos meses de descanso pero no pudieron hacerlo, así que decidí renunciar. Serví en Guinea desde febrero hasta el final del servicio de campo. Cuando volví decidí tomarme el verano libre y quería buscar un empleo en septiembre. Pero en septiembre me enviaron un correo electrónico de Naves de Esperanza preguntándome si podía ir a Congo en octubre hasta diciembre, así que fui. A partir de ese momento me quedé oficialmente jubilado».

Ahora, David pasa su jubilación haciendo lo que ama. Mientras ayuda a otros él también se beneficia de la experiencia de ser voluntario en una gran comunidad internacional y aprecia mucho más lo que tiene.

David Conboy (USA) Pharmacist

«He hecho otras misiones médicas en Haití, Guatemala, Costa Rica y esto es más que una comunidad, aquí puedes encontrar más de 30 culturas diferentes juntas. Sé que estoy marcando una diferencia. Si quiere dar y ayudar a la gente esta es una de las mejores organizaciones que hay».

David añade: «Es el trabajo más duro que nunca haya hecho sin que me paguen haciendo lo que amo. Marcamos la diferencia desde la agricultura hasta la atención médica».

Así que, ¿qué piensas hacer con tu jubilación? A lo mejor te animas a seguir los pasos de David y la oportunidad de marcar una diferencia haciendo un voluntariado con Naves de Esperanza se convierta en tu próxima aventura…