¡»Veloma», Madagascar!

Africa Mercy sail

Las lágrimas no faltaron cuando la Esperanza de África zarpó de Madagascar. Durante las dos visitas consecutivas, los miembros de la tripulación como Meggan Major también se aseguraron de que no faltara sangre. Meggan fue sólo una de los muchos tripulantes que donaron 171 unidades de sangre para los pacientes de Madagascar.

Meggan and Lalao

El vínculo que se establece con frecuencia entre los pacientes y la tripulación del barco es muy especial y, a menudo, la tristeza dura mucho tiempo después de que el barco se haya ido. Meggan y Lalao se convirtieron en amigos al instante mientras Lalao se recuperaba de su cirugía de bocio y para Meggan, el saber que con su propia donación de sangre ayudó en la recuperación de Lalao la hizo aún más especial. Con más de 1200 voluntarios al año y miles de pacientes quirúrgicos tratados, las relaciones que se crean, sobre todo con los pacientes que pasan mucho tiempo recuperándose de una cirugía mayor, significa que el ‘Adiós’ se convierte en algo muy intenso.

Africa Mercy sail 1

A medida que el buque abandona las costas de Madagascar y se dirige a África Occidental, no sólo los recuerdos se quedan atrás, sino también la reciente renovación de las instalaciones médicas y los especialistas de salud locales, que han sido capacitados y guiados, y continuarán proporcionando atención médica de calidad en los próximos años.