La escuela de a bordo

Puede que no lo sepas, pero ser voluntario en Naves de Esperanza puede ser un asunto familiar gracias a la Academia que se encuentra en la Esperanza de África. Si estudiar a bordo de un barco ya es una experiencia única en sí misma, echar un vistazo a un aula dejaría a cualquiera de piedra. Las clases consisten en niños procedentes de más de 18 naciones, con padres que van desde ingenieros y cirujanos a administradores.