Día de la Salud Mental

A los 21 años, cuando Minette llegó a la Esperanza de África, se le veía claro el Neurofibroma (un tipo de tumor) de 4.3kg que le caía en cascada desde el cuello hasta la cintura. Lo que no se le veía de forma tan clara era cómo el crecimiento creó en ella no sólo una carga pesada física, sino también una carga emocional debido a la vergüenza que sentía por el rechazo de los demás todos los días.
Minette before surgery

Se necesitó una cirugía de tres horas para extirpar el tumor, pero durante su recuperación física el equipo de voluntarios comenzó a administrar una gran dosis de primeros auxilios psicológicos para ayudar a restaurar su bienestar emocional. El personal médico se preocupaba por las necesidades físicas de Minette, pero también le mostraron el amor y la bondad de una manera que nunca antes había experimentado. Aún más profundo que el deseo de Minette de que su tumor fuera extirpado, era su deseo de ser amada y aceptada por los demás.
El neurofibroma de Minette

Los años de rechazo hicieron difícil para Minette aceptar tanta atención, por lo que todos los días poco a poco los enfermeros, capellanes y otros miembros de la tripulación la cuidaron con cariño de una manera que le permitió abrirse lentamente y recibir el afecto. Al final, llegó un momento en que Minette esbozó una gran sonrisa que pronto se convirtió en algo habitual.
Minette after surgery

«Fue muy bonito ver a alguien pasar de tener tan poca confianza a saber que podía sentirse segura de sí misma y saber que era amada”, dice Julian Stacia, una enfermera de la sala y líder del equipo del programa de Cirugía Plástica. «Hay tanta luz en sus ojos ahora y se puede ver la felicidad que brilla en Minette.»

¡El enfoque holístico de la salud de Naves de Esperanza trabaja para que los pacientes queden restaurados, no sólo física sino también emocionalmente!