¡Rehabilitación a carcajadas!

Para muchos, la Terapia Física es una parte esencial del proceso de curación después de la cirugía. Cuando nos encontramos por primera vez con Elina, era una niña dulce, que había sido quemada trágicamente, pero mantuvo la cara sonriente, tanto antes como después de que Naves de Esperanza proveyera su cirugía gratuita. Estaba claro que después de la cirugía, tendría que pasar por rehabilitación un tiempo.
Elina physical therapy

Elina pasó muchas noches con su madre en el centro HOPE preparándose para su cirugía y para asistir a las terapias físicas después. Desde que estuvo en el centro HOPE, durante varias semanas, fue muy sencillo tener un seguimiento de Elina y monitorear sus progresos después de la cirugía.

Cuando caminabas por el pasillo en dirección a la sesión de Elina, notabas algo extraño. Las risas llenaban el aire. Al abrir la puerta, la imagen de Elina soplando una pajita en una bañera, creando un montón de burbujas de jabón, no solo era adorable, sino un poco peculiar. ¡Con su característica sonrisa de oreja a oreja, estaba claro que se lo estaba pasando bomba! ¿Pero qué narices estaba pasando?
Elina
El Terapeuta Físico explicó que lo que estaban haciendo, en realidad, ¡era parte de la sesión de terapia! Elina estaba trabajando en la mejora de su capacidad pulmonar soplando una pajita con fuerza, pero se olvidó de la dificultad que tenía para ella esta tarea al ver la cantidad de burbujas que explotaban en la bañera.

El equipo de Terapia Física, no solo tiene una buena formación médica, sino que a menudo también usa su lado más creativo para preparar los juegos y las actividades que hacen que las sesiones de terapia física sean eficaces y divertidas al mismo tiempo. Este enfoque facilita a los pacientes olvidarse de las posibles molestias producidas por lo que están haciendo, ¡y pasar un buen rato durante el proceso de curación!