Matar gérmenes para salvar vidas

En todo el mundo, la lista de verificación de la cirugía segura de la OMS se utiliza para salvar vidas al prevenir muchas de las complicaciones quirúrgicas comunes que pueden desarrollarse. Las tasas de mortalidad en todo el mundo se reducen en aproximadamente un 47% y las tasas de infección en un 35% mediante el uso de la lista de verificación. La mayoría de los hospitales en los países en vías de desarrollo sólo tienen un equipo de esterilización muy básico, por lo que un entrenamiento correcto también es vital para garantizar que los instrumentos quirúrgicos estén libres de gérmenes.

“El curso de esterilización ha sido de gran ayuda para mí: he llegado a comprender que cuando se trata de procedimientos quirúrgicos, necesitamos esterilizar realmente todos los instrumentos y también protegernos de la contaminación. Para mí y para todo el hospital, es de vital importancia entender cómo cuidar el equipo de manera adecuada”, dice Comfort, una enfermera de esterilización de un hospital local en Camerún.

La lista de verificación de cirugía segura de la OMS es otra herramienta que ayuda a los equipos quirúrgicos de todo el mundo a reducir las complicaciones quirúrgicas. En realidad, es sólo una lista simple de preguntas que le recuerdan a cada miembro del equipo quirúrgico qué controles se deben realizar. Procedimientos simples como contar todo el equipo quirúrgico y los suministros después de la cirugía para garantizar que no haya quedado nada dentro del paciente o verificar que los pacientes hayan recibido antibióticos, pueden salvar vidas incluso en los hospitales más avanzados del mundo.

El director del hospital de Naves de Esperanza estuvo recientemente en Madagascar para verificar el funcionamiento de los hospitales locales; casi dos años después de que el barco se fue. Para su deleite, le dijeron que las tasas de infección quirúrgica habían disminuido del 28% al 14%, ya que Naves de Espranza había capacitado al personal del hospital regional para utilizar la lista de verificación quirúrgica segura de la OMS. Una reducción del 50% en las infecciones es una gran mejora y también es un testimonio de la dedicación del personal médico local, que continúa poniendo en práctica lo que han aprendido.