La adolescente que nunca ha ido al colegio

A Fadimatou, de trece años de edad, le gustaría ir al colegio, pero hasta ahora, su labio leporino se lo impidió. Físicamente no había ninguna razón por la que ella no pudiera ir al colegio. El problema es que, debido a su deformidad facial, otros niños se burlaban de ella sin piedad hasta hundirla. Ellos han oído de sus padres y familiares que este tipo de condiciones son causadas por los espíritus malignos, y si se tiene contacto con una persona que las tiene, pueden recibir la misma maldición.

Nos gustaría cambiar la forma en la que la gente de Camerún y de muchos otros países en vías de desarrollo ven estas deformidades y educarlos acerca de las causas reales. Sin embargo, ese tipo de cambio de actitudes y creencias puede durar años o incluso generaciones, y los niños como Fadimatou no pueden esperar tanto.

Ella es una de los afortunados y Fadimatou recibió gratis una cirugía a bordo del buque hospital la Esperanza de África. Lentamente, los enfermeros voluntarios empezaron a ver cómo se desplegaba su carácter real y cómo la timidez causados por años de vergüenza y rechazo poco a poco se desvanecían. Emergió una adolescente amorosa y divertida. Fadimatou ama de vestir y pretender que ella es una princesa. Una vez que la cicatriz de su cirugía se sana, otros serán capaces de verla por primera vez tal como es realmente. ¡Esta niña de trece años encantadora y hermosa tanto por dentro como por fuera!