Restaurando a Serah

Mi nombre es Sandrine y vivo en Madagascar. Mi pequeña hija Serah nació con un defecto de nacimiento común conocido como pies zambos. En ese momento, pensé que iba a estar discapacitada de por vida y enfrentar el rechazo de muchos que se cruzarían en su camino. Sabía que nunca podría pagar una cirugía para arreglar sus piernas. Envolví sus piernas en una tela y no las volví a mirar durante 3 días.

Unos días después del nacimiento de Serah, la partera me habló de un barco hospital que había estado en Madagascar durante todo un año y que pronto regresaría. Ella me contó sobre una clínica que habían establecido para ayudar a bebés como Serah. ¡Entonces ella me dijo que la tratarían gratis! Yo no lo podía creer. Así que la llevé a ver a los médicos después de que llegara el barco y me dijeron que podían ayudarla y me dieron una tarjeta de cita para tratarla cuando tuviera 7 meses.

Durante seis semanas, la llevé a la clínica Ponseti, donde la fisioterapeuta dobló los pies hacia afuera y luego los colocó en un yeso para mantenerlos en esa posición. Luego, la semana siguiente, la metí en una bañera con agua para remojar el viejo yeso y luego le doblaron las piernas un poco más y le pusieron otro yeso.

Cuando se eliminó el sexto yeso, el cirujano le cortó ligeramente los tendones de Aquiles, para que sus pies adoptaran su posición normal. Luego me dieron un par de frenos que Serah necesitaba usar durante 3 meses para mantener sus pies en la nueva posición y completar el proceso.

Después nos dieron un nuevo juego de aparatos ortopédicos para las piernas que nos dijeron que debíamos poner en los pies de Serah todas las noches hasta que tuviera cuatro o cinco años. Nos explicaron que este último paso es muy importante para asegurarse de que los pies de Serah no vuelvan a torcerse. Es mucho trabajo, pero estoy muy feliz de hacerlo. Ahora estoy contenta de ver cómo las piernas de mi niña están rectas y puedo soñar con un futuro brillante para mi hija. ¡Gracias a Naves de Esperanza y a todos vosotros que apoyáis su trabajo!