2019-05-19 Conoce a Esther

Esther era un bebe sano y hermoso, que encantaba a todo el mundo.

Pero nació en una familia pobre. Por eso, no pudo tener todos los nutrientes necesarios durante sus primeros 18 meses de vida. Así pues, desarrollo raquitismo, una deficiencia de vitaminas que causo que sus piernas se reblandecieran y se doblaran de forma incorrecta bajo la presión. Su madre, Mabel, intento encontrar una forma de arreglar la pierna de esta enérgica niña.

Le dijeron que era demasiado tarde y que nada podía hacer al respecto.

Según Esther crecía, fue tratada de forma distinta debido a su rodilla torcida, y su madre tan solo podía ver con tristeza como su hija era aislada mas y más. Tras empezar la escuela y debido a las burlas, su energía y su amor por la vida disminuía.

La Esther que Mabel conocía desaparecía frente de ella – asustada por lo desconocido e incapaz de continuar en la escuela.

“Se refugiaba en si misma y no se participaba en actividades – esa no era mi hija,” decía Mabel. “Mi hija es radiante, divertida, cariñosa.”

La solución correcta para Esther

Mabel no podía soportar ver a su hija esconderse de la luz y temer al futuro.

Cuanto mas perdía Esther el placer por la vida, mas rezaba Mabel por una solución.

Un día, un amigo hablo a Mable sobre Mercy Ships.

Llena de esperanza madre e hija hicieron su camino hasta el barco hospital. Rápidamente Esther fue aceptada para una cirugía ortopédica y comenzó su transformación. Nuestra tripulación se enamoro de Esther y la animaron durante la cirugía, rehabilitación, y todo paso doloroso en el camino hacia la recuperación.

Cada semana que pasaba sus músculos ganaban fuerza, igual que su confianza. Con su escayola rosa, gomas de pelo coloridas y encantadora personalidad, Esther hacia amigos allá donde iba.

Piernas rectas y esperanza renovada

A día de hoy, Esther está entusiasmada de volver a la escuela sin que la ridiculicen por ser distinta.

Los ojos de Mabel se llenaron de lagrimas cuando dijo, “Ahora tengo esperanza. Ahora podrá volver a la escuela, tener una educación y un gran futuro. Ahora ella tiene una gran vida por delante.”

Colabora con Naves de Esperanza, para que miles de persona puedan tener acceso a asistencia sanitaria y quirúrgica; y puedan tener un futuro mejor.