El mayor buque hospital civil del mundo

LIC0709_SHIPAFMPORT07

 

Con 16,000 toneladas, la Esperanza de África no es exactamente un súper barco, pero con sus más de 370 tripulantes voluntarios, este ferry de ferrocarril y automóvil convertido es actualmente el mayor hospital no gubernamental del mundo.

En funcionamiento en 2007 para reemplazar a las 3 naves más antiguas de la ONG que ya no eran viables (Anastasis, Esperanza del Caribe y Esperanza de las Islas), tiene una capacidad de trabajo mayor que los 3 buques anteriores juntos.

Pero la idea es no tenerla navegando en alta mar. Más bien como una plataforma para transportar instalaciones médicas de primera clase a un país en vías de desarrollo donde suele estar atracada durante 10 meses a la vez para brindar atención médica y quirúrgica inmediata a las personas con necesidades urgentes, al tiempo que hace todo lo posible para mejorar la calidad de la sanidad pública en cada país y, por lo tanto, ver mejoras duraderas en la calidad y la disponibilidad de la atención médica local.

Esto se logra trabajando estrechamente con el gobierno y otras entidades locales para capacitar al personal médico nacional, incluidos cirujanos, enfermeras, técnicos y otros, mientras se llevan a cabo proyectos para mejorar la infraestructura local, como la construcción, la renovación de las instalaciones existentes y, cuando sea necesario proporcionar fuentes confiables de agua potable y electricidad en colaboración con otras entidades.

Pero el barco también es el hogar de muchos de los tripulantes, que viven a bordo desde un mes o hasta décadas. La escuela proporciona a los miembros de la tripulación más pequeños (hijos de familias que trabajan a bordo) una educación desde guardaría hasta el último año del instituto. Con Internet por satélite, pantallas táctiles enormes, tabletas y computadoras portátiles, todas proporcionadas por donaciones generosas, los estudiantes de la escuela tienen la última tecnología disponible, al mismo tiempo que pueden experimentar de primera mano otras culturas, y obtener una mejor comprensión del mundo. Algunos de nuestros adolescentes incluso han pasado toda su vida a bordo.

Con un salón de peluquería, un supermercado, una cafetería, un banco y una oficina postal a bordo del barco, es como muchos pueblos pequeños y necesita una gran variedad de profesionales y trabajadores calificados, desde oficiales de cubierta e ingenieros hasta especialistas en Informática y chefs para mantenerla en funcionamiento.

Como si todo esto no fuera suficiente, hay otros proyectos de desarrollo lanzados desde el barco en cada país, como programas de agricultura ecológica y sostenible, y respetuoso con el medio ambiente, y que a menudo produce 5 veces la cosecha de los métodos tradicionales, lo que permite a las personas utilizar el exceso para complementar su dieta, comprar medicamentos, y enviar a sus hijos a la escuela.

Para más detalles técnicos de la nave haz clic aquí.