Fístula obstétrica

Una fístula obstétrica o fístula vesicovaginal es una condición horrible que enfrentan millones de mujeres en las naciones en vías de desarrollo causadas por la falta de atención médica adecuada durante el parto obstruido. No es raro que las mujeres estén varios días pariendo. En la mayoría de los casos, el bebé muere. Como si no fuera suficiente que la pobre madre tenga que llorar la pérdida de su hijo, la presión constante que el bebé ha estado ejerciendo, corta el suministro de sangre a los tejidos dentro de su cuerpo causando una fístula (o agujero) que se traduce en una fuga continua de orina y / o heces.

La condición se cobra un peaje emocional tremendo, las mujeres a menudo son expulsadas lejos de sus hogares por sus maridos y, a veces incluso de sus aldeas a causa del terrible olor que la orina y/o materia fecal produce al ensuciar la ropa. A menudo viven aisladas de todo tipo de ayuda y apoyo -físico, mental, y emocional- y por lo general ni siquiera saben que otras mujeres sufren las mismas condiciones o que una cirugía puede reparar el daño.