Traumas sin tratar

Los huesos rotos son frecuentes en las naciones en vías de desarrollo debido a los accidentes de tráfico, los accidentes relacionados con el trabajo, el tener que desplazarse por terrenos irregulares durante la noche o incluso a los juegos normales de los niños tales como trepar árboles.

El problema viene cuando el hueso roto no se establece de nuevo en su lugar debido a que la persona no puede pagar el tratamiento médico o simplemente no está disponible en el lugar en el que viven. Las extremidades deformadas pueden reducir la movilidad y la capacidad de los pacientes para trabajar y ganarse la vida básica. Los niños a veces no pueden asistir a la escuela debido a sus lesiones.

Los cirujanos de Naves de Esperanza realizan intervenciones para corregir estos problemas y restaurar la movilidad que permite al paciente en muchos casos volver a una vida completamente normal.