Curar 50 ciegos al día

Formado para enseñar a otros

«Hacía 10 [cirugías de cataratas] al día, pensaba que era el mejor cirujano oftalmológico del mundo», nos cuenta el Dr. Ayo Bello. Pero entonces conoció al Dr. Stan Pletcher en la Academia Americana de Oftalmología en Georgia, que le habló de una persona a la que conocía que podía operar 50 cataratas en un día. «¡Ni hablar! Eso no es posible», dijo el Dr. Bello. Pero el Dr. Pletcher le aseguró que era cierto y se comprometió a ponerle en contacto con el Dr. Glenn Strauss.

«Ya no he vuelto a ser igual», admite, «El Dr. Strauss es un maestro increíble y un hombre maravilloso.»

El método del Dr. Strauss funciona en todo tipo de cataratas, sean duras o blandas, y la técnica es más rápida, segura y barata para los pacientes.

A instancias del Dr. Strauss, el Dr. Bello viajó a la Esperanza de África por primera vez en el año 2009. «El primer día, el Dr. Strauss solo hizo 35 [cirugías] porque yo le estaba ralentizando. Me estaba enseñando los pasos, uno a uno, observando y guiándome por todo el proceso», nos explica.

Según el Dr. Bello, el método del Dr. Strauss funciona en todo tipo de cataratas, sean duras o blandas, y la técnica es más rápida, segura y barata para los pacientes. Por esta razón, ahora la usa en su hospital, el Hospital Memorial Ayo Bello, en Ilorin, Nigeria. El hospital que recibe el nombre de su difunto padre.

Uno de los pacientes del dr. Bello después de cirugía.

La asociación entre el Dr. Bello y Naves de Esperanza le llevó a examinar su vida. Reflexionando acerca de la vida sacrificada del Dr. Strauss, constituyó la Fundación Ayo Bello que ofrece cirugías oftalmológicas a los pobres, sin cargo alguno. «¿Por qué no ir al siguiente pueblo en Nigeria y hacer algo bueno?», se preguntaba. Hasta la fecha, ha realizado más de quinientas cirugías. La técnica del Dr. Strauss ha capacitado a la Fundación para que pueda ayudar a mucha gente, por lo que el Dr. Bello está convencido de que llegarán más ayudas.

«Según se corre la voz», nos dice, «podremos reclutar a más médicos. Naves de Esperanza lo hace y se asegura así de que la buena obra continúa. Parece que ahora podremos hacer aún más, ya que estamos formando a otros médicos. Estamos multiplicando lo que hemos aprendido. Vamos a producir muchos Dr. Glenns», nos dice. «Tenemos que clonarle, en la medida de lo posible», bromea el Dr. Bello.

Dr. Bello – cirujano de Nigeria.

Tras completar sus estudios de medicina en la Universidad de Ibadan en Nigeria, el Dr. Bello completó sus dos años de residencia en Nigeria, y otros dos en el Reino Unido. En su quinto año trabajó en Nigeria para completar su programa y comenzó a practicar la medicina en Nigeria en 1986. Recientemente, y por tercer año consecutivo, estuvo como voluntario a corto plazo a bordo de la Esperanza de África.